Expedición BIO

Esta estrategia propone una experiencia de conocimiento a través de la exploración de diversos ecosistemas con grandes vacios de información a nivel nacional. Colombia actualmente tiene reportadas 1.889 especies de aves, 4.000 de orquídeas, 2.000 en peces marinos, 3.000 de mariposas y 1.239 de macrohongos, entre otros. Sin embargo, aún existen grandes vacíos de conocimiento sobre la biodiversidad en nuestro país, las Expediciones BIO son la gran oportunidad de llegar a territorios no explorados e incrementar nuestro inventario en biodiversidad.

Para ello, Colombia Bio ha venido articulando desde el año 2016 diversas instituciones y universidades a través de expediciones científicas, buscando movilizar el trabajo de más de 800 investigadores locales, nacionales e internacionales, a través de la ejecución de 20 expediciones hasta el año 2018.
 
Estas “Expediciones del Siglo XXI”, buscan llegar a describir un gran número de especies en lugares que incluyen: áreas no exploradas, continentales y marinas, territorios de posconflicto y paisajes transformados. Además, se están fortaleciendo al menos 20 colecciones biológicas de las existentes en el país, e incrementando la librería genética, documentando un grupo de secuencias significativo para los diferentes grupos taxonómicos. 
 
Además de reunir el mejor recurso humano, en estas expediciones se utilizan avanzadas técnicas de muestreo que incluyen tecnologías como el barcoding, fototrampeo, cámaras acuáticas especializadas, y técnicas como la captación de sonido y medición de temperaturas, las cuales permiten estudiar con gran nivel de precisión las nuevas especies, así como su información genética.

Los diversos escenarios de exploración, incluyen los microorganismos, donde existe una gran variabilidad a nivel genético con potencial de uso en diferentes sectores y constituyen una oportunidad para el desarrollo del país. Por otra parte, los ambientes marinos se han convertido en lugares únicos para conocer aquella biodiversidad que hoy en día tiene grandes potenciales de aplicación para diferentes sectores económicos y  además representan ecosistemas que requieren especiales medidas de manejo y protección. 
 
La importancia de este tipo de expediciones radica en que los resultados obtenidos, en cuanto a la caracterización de la biodiversidad, aportan valiosos insumos al fortalecimiento de sistemas de información utilizados como instrumentos de gestión, ya que éstos inciden directamente en la toma de decisiones a nivel regional y en la formulación de políticas por parte de entidades gubernamentales y adicionalmente, permiten identificar problemas y oportunidades en torno a aspectos tales como la conservación de especies y el aprovechamiento del capital natural. Por otra parte, contribuyen a la formación de las comunidades en torno a la biodiversidad y promueve su activa participación, basada en la efectiva apropiación de dicho conocimiento.